martes, 25 de febrero de 2020

Prepara tu propio pan casero de forma rápida y sencilla.

Porque no solo la moda marca tendencia hablamos hoy de gastronomía en Thader Tendencias y un producto que cada vez tiene más adeptos, nos referimos al pan casero.
De los trucos para que no falles cuando te decidas a prepararlo se encarga Silvia, nuestra Personal Shopper.

trucos-pan-casero

Y es que preparar nuestro propio pan en casa ha pasado de ser una moda minoritaria a una tendencia que cada vez gana más seguidores, ya sea porque así sabemos exactamente lo que consumimos, porque la variedad de recetas es incontable o porque es una alternativa económica y fácil.
Sea como fuere, lo cierto es que preparar nuestro propio pan en casa también es una actividad que reduce el estrés y conlleva una gran satisfación personal, así que ficha los ingredientes que necesitas en el hipermercado Alcampo del Centro Comercial Thader y algún utensilio que repercutirá en el resultado de tu pan y ponte manos a la masa.

harina-con-gluten

Empezamos con la harina, asegúrate de comprar una harina de calidad, de fuerza, y si es integral ya sabes que la cantidad de fibra será mayor que si utilizas harina blanca.
Normalmente las harinas utilizadas para hacer pan llevan gluten, trigo, cebada, centeno, avena, espelta, sémola, bulgur, kamut, cuscús, tabulé, tempura o malta, este conjunto de proteínas presente en las harinas anteriormente citadas es muy apreciado porque aporta elesticidad a la masa, lo que después se refleja en el volumen y la esponjosidad del pan.
Si eres intolerante al gluten, tranquilo, que no tienes por qué privarte de hacer tu propio pan en casa, las harinas que puedes usar son trigo sarraceno, arroz, maíz, castañas, quinoa, mandioca, garbanzos y coco.

harina-sin-guten

Es posible hacer pan en casa sin usar masa madre, pero si te atreves a prepararla notarás la diferencia, solo necesitas agua, harina y un ambiente cálido en el que las levaduras y bacterias puedan desarrollarse, el proceso te llevará casi una semana y si la mantienes te durará toda la vida.
El primer día partes de una medida en gramos de harina de trigo, centeno o cualquier otro cereal integral (sin gluten el proceso es diferente) y la misma medida en agua, medio vaso de harina y medio vaso de agua, por ejemplo. Mézclalo y déjalo tapado con un trapo 24 horas a temperatura ambiente de 20 a 24º C. El siguiente día ya debe tener burbujas. Retiras 1/3 de la masa (capa externa) y agregas 2/3 de harina y 2/3 de agua. Vuelves a mezclar hasta homogeneizar la masa y lo tapas otras 24 horas. Repite este paso 3 días más. Al quinto, estará lista. 
Para mantener la masa madre métela al frigorífico en un frasco de vidrio y actívala cada semana con el último paso.

plancas-acero-y-hierro-alcampo

Y ahora que ya te hemos dado algunas claves para que tu pan casero salga perfecto vamos con una receta básica, este sin masa madre, así te damos tiempo a que la prepares y en el siguiente la incluyes a ver qué tal.
Necesitas 310 gramos de harina de fuerza, 2 decilitros de agua tibia, 6 gramos de sal, 20 mililitros de aceite de oliva y 21 gramos de levadura fresca.
Lo primero es mezclar y amasar, para ello prepara un bol y pon dentro la harina con el resto de ingredientes, desmenuzando bien la levadura. Remueve con la mano para que liguen bien. Fuera del bol amasa durante 10 minutos aproximadamente hasta que se forme una masa elástica.
El segundo paso es hacer que leve, para ello darle forma de bola y coloca la masa otra vez en el bol. Cúbrela con un paño húmedo y déjala entre 30/60 minutos hasta que duplique el volumen. El tiempo dependerá de la temperatura de la habitación. Vuelve a amasar para eliminar el gas.
El tercer paso es hacer que fermente por segunda vez, forma de nuevo una bola (la futura hogaza). Coloca la masa sobre papel de horno y déjala que doble su volumen otra vez, siempre cubierta con un paño.

pan-casero

El cuarto paso es hornear, dicen los expertos que si colocamos la masa sobre una plancha de acero o hierro el pan sale perfecto así que hay que probar, da un corte con un cuchillo afilado a la masa si quieres guiar la apertura del pan. Mételo en el horno precalentado a 200ºC. En el momento de meterlo, riega el suelo del horno con medio vaso de agua para generar vapor. Pasados 10 minutos ábrelo para que salga el vapor y baja la temperatura a 170º C. Hornéalo 35 minutos más.
Sácalo del horno y deja enfriar sobre una rejilla. Espera para cortarlo a que esté totalmente frío, si dejas pasar tres o cuatro horas estará más rico aún.

Y tú ¿Prepraras tu propio pan en casa?
¿Te atreves con la masa madre o aún no lo has intentado?

Info. & Img. Vía Freepik, Pinterest y Telva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario