jueves, 3 de enero de 2019

Receta infalible para que prepares tu propio Roscón de Reyes.

Con la Navidad a punto de acabar y sus majestades de Oriente en camino para poner el broche de oro a las fiestas, no  podíamos dejar pasar la oportunidad en Thader Tendencias de retaros a preparar vuestro propio Roscón  de Reyes.
Pero tranquilos, que la receta no es tan difícil como imagináis, solo hay que echarle paciencia y mucho cariño, así que tomad nota y presumid de roscón en familia.

roscon-de-reyes

Y es que Silvia, nuestra Personal Shopper, nos trae hoy la receta del Roscón de Reyes de Javi Recetas, receta perfeccionada por su autor a lo largo de los años que la lleva realizando y que podréis ver en vídeo para que no queden dudas.
Pero antes de nada los ingredientes, que encontráis sin problemas en el hiperercado Alcampo del Centro Comercial Thader.

roscon-de-reyes

Y una vez que tenemos los ingredientes en casa cogemos el delantal y manos a la masa:
- Echamos en un cuenco 130 gramos de leche tibia pero no caliente. Desmenuzamos sobre ella 25 gramos de levadura fresca de panadería. Disolvemos la levadura con la ayuda de una cuchara y dejamos reposar 15 minutos.
-  Ponemos un colador sobre un cuenco grande y añadimos 320 gramos de harina de fuerza. Tamizamos la harina y luego hacemos un hueco en el centro de la harina. Echamos en el hueco 100 gramos de azúcar. Añadimos también la ralladura de una naranja y luego incorporamos la leche con la levadura que habíamos dejado reposando. Mezclamos los ingredientes del centro incorporando solo un poco de la harina de alrededor hasta formar una papilla algo espesa.
-  Añadimos una cucharada de ron oscuro y una yema de huevo grande. Echamos la sal y 75 gramos de mantequilla sin sal en punto pomada. Para darle al roscón su sabor característico hay que usar agua de azahar, así que añadimos una cucharada  y luego mezclamos  hasta que toda la harina esté incorporada.
-  Ahora cogemos un cuenco con 30 gramos de harina y espolvoreamos un poco en la mesa. Sacamos la masa del cuenco. Enharinamos las manos y comenzamos a trabajar la masa realizando movimientos envolventes, si la masa se pega demasiado nos ayudamos de una rasqueta para despegarla de la mesa. Amasamos durante un par de minutos y luego dejamos reposar la masa 10 minutos para que se relaje.
-  Luego volvemos a amasar durante unos minutos más procurando utilizar la menor cantidad de harina del cuenco. Seguimos amasando hasta que la masa esté lisa y casi no se pegue a la mesa. Entonces hacemos una bola con la masa.
- Ahora  cogemos un cuenco grande y echamos una cucharada pequeña de aceite de oliva. Con un papel de cocina engrasamos el cuenco y metemos la masa. Tapamos el cuenco con film transparente y dejamos reposar en un sitio cálido.
-  Cuando la masa haya doblado su tamaño la sacamos del cuenco a la mesa con la ayuda de la rasqueta y amasamos durante 10 segundos para quitarle el aire. Luego formamos una bola con la masa doblándola hacia dentro cuatro o cinco veces mientras la giramos. Tapamos la bola con el mismo cuenco en el que ha crecido la masa y dejamos reposar 15 minutos para que se relaje y pueda estirarse mejor.


-  Mientras, colocamos un papel de hornear sobre una bandeja de horno y engrasamos con mantequilla sin sal un aro metálico ( si no tienes aro sirve un vaso), lo ponemos en el centro de la bandeja.
-  Pasados los 15 minutos de reposo hacemos un agujero en el centro de la masa con los dedos y empezamos a darle forma al roscón. Giramos la masa en el aire pero dejando que toque un poco la mesa para que se estire poco a poco. Cuando tengamos hueco para que entre el aro metálico pasamos la masa a la bandeja. Si es necesario retocamos un poco el roscón para que tenga una forma bien redonda.
-  Ahora batimos un huevo y pincelamos la masa para que no se seque mientras crece. Dejamos reposar en un sitio cálido hasta que doble su tamaño. Cuando haya crecido el roscón de reyes lo volvemos a pintar con el huevo batido y ya podemos decorarlo, con fruta escarcahda, almendras fileteadas, azúcar o una mezcla de todo, como más te guste. Luego echa en una taza dos cucharadas grandes de azúcar y una cucharada pequeña de agua, mezcla bien y reparte esta mezcla por el roscón (fíjate en el vídeo).
- Metemos el roscón de reyes en el horno caliente a 160ºC con calor arriba y abajo sin ventilador y dejamos durante 25 minutos o hasta que el roscón se ponga bien dorado (dependiendo de cada horno quizás necesite 30 minutos o incluso un poco más).
-  Una vez horneado esperamos a que se enfríe y pasamos un cuchillo alrededor del aro metálico para sacarlo ¡Que aporveche!
Y si a pesar de que la receta es infalible no te apetece meterte a la cocina, recuerda que en el hipermercado Alcampo puedes comprar el Roscón de Reyes que más te guste, tradicional sin relleno, relleno con nata, crema, trufa, sin gluten o apto para diabéticos en distintos tamaños a partir de 5,25 euros.

Y tú ¿Preparas el Roscón de Reyes o los compras ya hecho?
¿Prefieres el tradicional sin nada o relleno?