jueves, 9 de febrero de 2017

Tarta Red Velvet para dos.

Si en el post del martes de Thader Tendencias os dimos algunas ideas de regalo para San Valentín, hoy Silvia, nuestra Personal Shopper, nos propone meternos a la cocina con esa persona especial que nos produce mariposillas en el estómago y preparar una tarta muy especial.

red-velvet-san-valentin

Se trata de la Red Velvet,  receta americana muy popular de la que seguro habéis oído hablar, es roja como su propio nombre indica y la textura es tan suave que parece terciopelo, se le añade una crema de queso que la convierte en el bocado más delicado que hayáis probado.
Además no es nada complicado prepararla, así que coged el delantal y encender el horno que empezamos, vamos con la receta favorita de Red Velvet de Silvia, la de El Rincón de Bea.

ingredientes-red-velvet

Los ingredientes los encontráis sin problemas en el hipermercado Alcampo del Centro Comercial Thader, necesitaréis tambien un cuenco para mezclar la masa, batidora de varillas y un molde, la forma a vustra elección, de corazón sería ideal.
Lo primero es precalentar el horno, sin ventilador antes y durante la cocción y a 175 grados aproximadamente.
Preparamos después la "Buttermilk", por si no la conocéis viene a traducirse como suero de leche, tiene un punto ácido y le da una textura muy jugosa al bizcocho. Solo tenéis que poner 250 mililitros de leche entera en un recipiente, añadirle una cucharada de vinagre o limón y dejar reposar diez minutos a temperatura ambiente, el resultado es como de leche cortada, es justo lo que buscamos. Removemos y reservamos.
Ahora en un bol batimos con varillas eléctricas el aceite, la buttermilk, los huevos, el colorante, el vinagre y el extracto de vainilla hasta que estén bien integrados.
En otro bol ponemos la harina y el cacao tamizados, podéis hacerlo con un colador, el azúcar, la sal y el bicarbonato.

red-velvet-cake
 
A continuación vamos añadiendo los ingredientes sólidos a los líquidos en tres veces y sin dejar de batir, cuando esté todo mezclado y quede una masa fina paramos.
Dividimos la masa en dos partes y engrasamos un molde de horno, vertemos la mitad de la masa en el molde y horneamos hasta que esté hecha, para comprobarlo pinchamos la masa conuna brocheta de madera, si sale seca está listo.
Sacamos del horno, esperamos que se enfríe un poco y metemos la otra parte de la masa. Lo mejor sería tener dos moldes iguales, asi no hay que esperar.
Seguidamente, mientras se enfrían los bizcochos preparamos la crema de queso.
En un bol, si es de acero mejor porque mantiene la temperatura, batimos el queso con la mantequilla y el extracto de vainilla durante un par de minutos, comenzamos a añadir el azúcar glass poco a poco sin dejar de batir.

red-velvet-cake

La cantidad de la receta original a Silvia le parece excesiva y empalagosa, por eso lo mejor es ir probando hasta dar con el punto justo.
Una vez que hemos acabado la crema de queso montamos la tarta, ponemos uno de los bizcochos sobre un plato o fuente y con una espátula untamos con la crema de queso, el grosor lo dejamos a vuestra elección, después cubrimos con el otro bizcocho y decoramos por encima como más os guste, si os sobra crema de queso se pueden hacer dibujos con la manga pastelera o le ponemos azúcar glas, lo que vuestra imaginación quiera.
  
Y tú ¿Cocinas con tu pareja?
¿Has probado la tarta Red Velvet?
¿Os animáis a prepararla?

Img. vía Debbi Smirnoff, Hersheys y Food.Love.Happiness.