jueves, 15 de enero de 2015

Cabeceros pintados para los peques de la casa. DIY.

Hoy dedicamos la entrada en Thader Tendencias a la habitación de los peques y os damos algunas ideas para conseguir un cabecero de cama original, divertido y económico.
Y es que bastan un par de botes de pintura de Alcampo, un poco de imaginación y algo de maña para obtener una cama única, en la que nuestros hijos tendrán los sueños más dulces, fíjate en las propuestas que hemos encontrado por la red social Pinterest, de la que nosotros también formamos parte y que es una fuente inagotable de inspiración.

Cabecero DIY
Para el primer ejemplo tan solo necesitamos un tablero de madera que puedes reutilizar, seguro que encuentras alguno de un viejo mueble en el trastero, lo cortas a la medida deseada, que será el ancho del colchón, y pintura de varios tonos.
Cuando tengas el tablero listo, es momento de dibujar el motivo que más le guste a tu hijo, sobrino o hermano, recuerda que puede ser cualquier cosa, una guirnalda de banderines como la de la imagen, un árbol, nubes, estrellas, etc...


Pintar sobre la pared una silueta que imite a un clásico cabecero de forja  es un recurso vistoso y muy barato, además, si el dueñ@ se cansa lo puedes sustituir sin problemas.
En tonos rosas y topo crearán un ambiente romántico y femenino, ideal para pequeñas y grandes princesas.

Que niño no ha disfrutado jugando con dinosaurios y estaría encantado de tener uno en su habitación, pues toma nota de la imagen y crea su propio parque jurásico sin salir de casa.
Necesitarás dibujar la silueta de este prehistórico animal sobre la pared antes de cubrir el resto del muro con un tono más oscuro, después le das al dinosaurio el efecto que más os guste, pintura lisa o con puntitos, triángulos, etc...

Y por último, una idea para reciclar esos cabeceros que han pasado de moda, que os habéis cansado de ver o que tenéis guardados en un rincón sin saber qué hacer con ellos.
Atrévete a pintarlos en colores alegres como amarillo, azul, rosa o verde, serán el complemento perfecto para animar la habitación de los peques y a ellos les encantarán.

Y tú ¿Cómo has decorado el cabecero de la cama de tu hijo?
¿Prefieres el mueble tradicional o te gustan este tipo de ideas?
¿Pondrás alguna de ellas en práctica?