jueves, 27 de febrero de 2014

Hidrata tu cuerpo con productos naturales. Manteca y aceite de Karité.

Nuestra sección de belleza de hoy en Thader Tendencias la dedicamos a la hidratación corporal y a un producto natural cuyas propiedades lo hacen ideal para todo tipo de pieles.
Nos referimos al karité, un árbol originario de África y de cuyos frutos se obtiene una grasa vegetal muy utilizada en cosmética.

Shea Butter Karite
Este árbol crece de forma salvaje en la sabana interior de África occidental, aunque desde hace unos años se buscan métodos para su propagación, ya que su cultivo y recolección se ha convertido en el sustento de los habitantes de estas zonas.
Los frutos son una especie de nueces, en cuyo interior albergan una almendra de cáscara fina que tras su hervido y triturado dan como resultado lo que conocemos como manteca de karité.
Las propiedades de la manteca de karité para el cuidado de la piel no son pocas, su aplicación constante previene el envejecimiento de la piel por su efecto regenerador.
Durante el embarazo y la lactancia mejora la eleasticidad de la piel, con lo que previene la formación de estrías y grietas en el pecho, además de proteger al bebé de las rozaduras provocadas por el pañal.
Las pieles sensibles que enrojecen con facilidad mejorarán visiblemente gracias a las propiedades anti-irritantes.

Karite TheBodyShop
Si aún no lo has probado y tienes curiosidad en The Body Shop puedes encontrar tanto la manteca como el aceite de karité, para usarlos por separado o combinados.
El aceite es seco, se absorve rápidamente y no deja la piel pringosa, también se recomienda su aplicación en el rostro, por la noche antes de acostarnos y por la mañana sobre la hidratante, y en el cabello como reparador aplicado de raíces a puntas.
La manteca tiene una textura densa que se deshace con el calor de las manos, no es necesaria mucha cantidad y penetra rápidamente en la piel.
En Thader Tendencias llevamos un par de meses usando ambos productos, lo que hacemos es alternarlos, por la noche después de la ducha la manteca y por la mañana el aceite, y la verdad es que estamos muy contentos porque no nos quita apenas tiempo y los resultados son más que satisfactorios.
 
¿Conocías las propiedades del Karité? ¿Lo usas? 
¿Qué formato te gusta más, aceite o manteca?

Img. e info. www.globalshea.com.