jueves, 19 de julio de 2012

Collares que te visten.

En nuestra sección mensual dedicada a los accesorios vamos a hablar de collares, pero unos collares muy particulares y que a primera vista pueden resultar excesivos, en Thader Tendencias nos recuerdan a los que lucían las reinas María Luisa de Parma, María Amalia de Sajonia o Isabel II en los siglos XVIII y XIX  cuando eran retratadas, aunque claro, estos son bisutería y los que ellas mostraban casi obras de arte.
El secreto para conseguir un "outfit" de 10 es combinarlos con prendas discretas, huyendo de los grandes estampados y los colores estridentes, pues el collar ya es bastante llamativo por sí solo.

Collares barrocos 1

No creáis que por estar realizados con piedras en colores brillantes de un tamaño considerable hay que relegar su uso a grandes acontecimientos o veladas nocturnas, están hechos para  brillar a cualquier hora y en cualquier  situación.

Collares barrocos 2

Por eso, en Thader Tendencias os vamos a dar dos opciones diferentes para usar un collar tan barroco como los que os enseñamos hoy, en un "look" casual para el día y uno más sofisticado para la  noche:

Look Collar Día


El primer conjunto que os proponemos está indicado para diario, para ir a trabajar, hacer unas compras, comida con las amigas, etc. Formado por un pantalón  de efecto cruzado en color caqui (avisamos que va a ser uno de los colores de la próxima temporada), camiseta sin mangas y cuello redondo en blanco, sandalias planas en plata y bolso tricolor. No es necesario que llevéis más accesorios, a lo sumo un reloj pero nada de grandes pulseras ni anillos, correríais el riesgo de parecer un árbol de navidad.

Look Collar Noche

El segundo conjunto sería apropiado para una cena, un cóctel u otro tipo de evento más formal y que tuviera lugar bien entrada la tarde o noche. Se compone de un vestido negro, el clásico "little black dress", unas sandalias plateadas y un "clutch" de pedrería.

¿Os gustan estos collares tan vistosos? ¿os parecen exagerados? ¿con qué tipo de "look" os los pondríais?